Daily Archives: 3 octubre, 2016

Categoría Blog 1 Miscelanea

… UNA MAÑANA!!

Un día por la mañana estás en la cama y, no eres capaz de ponerte en pie. El día de ayer fue muy largo y muy difícil. Largas horas en la oficina, viajes inesperados, sesión de gimnasio, etc.  Te acuestas muy tarde y muy cansado. Además duermes mal porque ya estás organizando lo que vas a hacer cuando te despiertes.

Pero, resulta que te despiertas y no eres capaz de moverte, ni física, ni mentalmente y, esperas que la inercia te levante y te meta en la ducha para ir a trabajar. No sé vosotros, pero yo no he vivido tan rápido como para que mi propia inercia me levante de la cama. Así que, buscas, mentalmente, un motivo para hacerlo: el trabajo, el dinero, el café de las 12… y ninguno de esos motivos te hacen levantarte de la cama. Por qué? Porque el motivo por el cual te tienes que levantar y salir a la calle a luchar, a pelear, a sonreir y también a llorar, no está en la cama, ni siquiera en la ducha, está en la calle. Tienes que levantarte para enfrentarte al trabajo, sea el que sea y reir, reir muy fuerte para que irradies felicidad y contagies a la gente que tienes alrededor (** esta última linea no sirve si trabajas en un tanatorio).

El motivo por el que tienes que levantarte y salir a trabajar o a buscar trabajo o simplemente a la calle a pasear es porque, a lo mejor mañana no puedes hacerlo. Simplemente hay que vivir cada día como si fuera el último de nuestra vida, pensando que vamos a dejar un legado importante a las futuras generaciones. Pensando que nuestro trabajo, sea cual sea, aporta un granito de arena para que esta sociedad sea más humana.

Que no nos importe tanto, si nuestro vecino gana mucho y trabaja poco, que no nos preocupe la crisis, porque esa famosa “crisis” que nos han metido por los ojos está dentro de cada uno de nosotros. Cada persona se construye su presente, porque el futuro no existe y el pasado ya quedó atrás. Cada uno de nosotros decide si levantarse de la cama, o quedarse quejandose de sus dolores o de sus problemas. Si salimos a la calle, a todas las personas que vemos, les duele algo y todas tienen sus problemas y, ni son más grandes ni más pequeños. Ni le duele más, ni menos, que nos puede doler a nosotros. Simplemente tienen una forma distinta de gestionarlo.

Miremos un reloj y, mientras lo miramos pensemos en todo lo que ocurre, a nuestro alrededor, en el mundo… es igual. Lo importante es que miremos el reloj. No se para, por muchas cosas que pasen en el mundo, no se detiene.

Hagamos nosotros lo mismo, no nos podemos parar, porque llegará un día, como he dicho al inicio de este post, que no podremos avanzar. Hagámoslo ahora. Levantémonos de la cama y salgamos a la calle, al trabajo, al gimnasio, a la compra. Da igual el sitio, lo importante es moverse. Sentirse vivo, sentirse parte de este mundo que no se detiene ante nada. Pues juguemos con él. No nos detengamos nosotros tampoco.

 

MUCHAS GRACIAS

Published by:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies