Category Archives: Educación

Acoso Escolar / Bullying

Educación

Llevo tanto tiempo pensando en escribir este post, que ahora que ha llegado la hora, estoy casi en blanco. Imagino que será normal y que las palabras irán fluyendo.

El tema sobre que el que quiero escribir es sobre el acoso escolar, del que nos acordamos, sólo cuando sale en las noticias, durante una temporada y luego lo olvidamos.

¿Por qué pasa esto?

Sin ser un gran experto en el tema, mi opinión es, que lo tenemos tan interiorizado, que cuando lo vemos desde afuera, lo vemos como algo normal, como un juego entre niños/as. Y no sólo entre niños/as. Todos tenemos historias del profesor/a que pegaba “capones” en clase, o te insultaba por cualquier motivo. Ese era el germen de las burlas de los compañeros/as. “Si el/la profe lo hace, no estará mal”.

Lo tenemos tan interiorizado, que ya tenemos definidos los papeles que tienen que representar cada uno/a:

  • Tenemos al matón/a  de turno con su pandilla
  • Tenemos a la victma

Y luego como actores secundarios:

  • Al profesor/a que está más interesado/a en contarle al compañero lo bien que se lo ha pasado el fin de semana en el balneario, que en observar que hacen sus alumnos/as cuando salen al patio.
  • Por otro lado, está el profesor/a que se preocupa por lo que pasa en su colegio y se implica en él, que son la mayoría de los que conozco. Que antes de tener que lamentar nada, detectan que algo no está bien e intentan solucionarlo lo antes posible.
  • Los alumnos/as, que viendo lo que sucede y siendo conscientes de lo que pasa, no dicen nada por miedo.
  • Y por el contrario los alumnos/as que viendo lo que suceden se lo cuentan a alguien para que se pueda poner remedio a esa situación.

Luego estarían los padres o tutores, psicologos del colegio, trabajadores sociales, etc. Pero no quiero dispersarme mucho del tema.

¿Cómo definimos acoso escolar?

Bien pues, es una agresión física o psiquica que se realiza sobre un alumno/a y es continuada en el tiempo.

Al tener la definición, sabemos lo que es, por lo tanto debería ser más sencillo actuar contra esto. Pues no lo es. Como he comentado al principio, llevo tiempo dándole vueltas a este tema, leyendo e informandome con otros compañeros y profesionales del sector de la educación. He sacado varias cosas en claro de este, podemos decir, mini-estudio que he realizado:

  • El ser el matón del patio, parece que es como algo heredado, me explico. No quiero decir que los padres de un matón también lo hayan sido, si no que, en el ambiente familiar en el que vive ese niño/a, se respira la violencia o la desidia por las normas y el respeto. No olvidemos que es un niño/a. Yo los suelo comparar con folios en blanco, somos los padres, con nuestros actos, los que escribimos sobre ellos.
  • Otra cosa que me preocupa bastante es, la manera en la que estamos haciendo crecer a nuestros hijos/as; no los dejamos salir a la calle con 6 o 7 años, pero no nos importa que jueguen en casa al “call of duty”. Estamos preocupados por que saquen notas altas y porque vayan al colegio con la mejor ropa, pero no los educamos en los valores del respeto, la tolerancia, la empatía. Los convertimos en competidores y eso hace que las agresiones de unos a otros se produzcan a edades más tempranas.
  • Los padres de los niño/as que sufren acoso escolar están, evidentemente, preocupados por este tema, la comunidad educativa también. Ambas partes hacen y planean diferentes proyectos para acabar con este problema; pero, sin embargo, los padres (generalizando) de los niños/as “abusones”, parece como si no fuera con ellos este tema, o lo intentan solucionar a base de castigos amenazas e inluso a través de la violencia y, no nos equivoquemos, “la violencia, siempre, siempre, siempre, genera más violencia”. La historia nos lo recuerda y, las noticias nos lo enseñan todos los días.

Pero lo más importante de este post y, que es con lo que quiero terminar, es que, si no podemos meternos en la educación que reciben los hijos de los demás, que salvo casos extremos no deberíamos hacerlo. Lo que debemos hacer, es trabajar todos juntos para minimizar las consecuencias que puede ocasionar el acoso escolar. ¿Cómo se hace esto? Pues hablando con nuestros hijos/as, preguntándoles qué tal el colegio, pero no sólo las notas, si no que tal el patio, en la fila, en el comedor, qué tal con sus amigos, etc. Démonos cuenta que pasan muchas horas dentro del colegio y es mucha vida que nosotros no vemos y deberíamos saber. Tenemos que enseñarles que lo más importante es que si sufren alguna agresión o ven alguna agresión, se lo tienen que decir a un profesor/a o a sus padres al llegar a casa y éstos a su vez ponerse manos a la obra para acabar con eso.

Con lo que me gustaría que os quedárais de estas casi mil palabras es que, VUESTROS HIJOS OS TIENEN QUE CONTAR TODO LO QUE HACEN EN EL COLEGIO y está en vuestras manos el conseguir que lo hagan.

Published by:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies